Confiscar el Comité Central en pleno

El Decreto-Ley número 232 “sobre confiscación por hechos relacionados con las drogas, actos de corrupción u otros comportamientos ilícitos” lo permitiría…
Ganó el juicio, pero se quedó sin domicilio. Es lo que pasa cuando la ley que juzga es premeditadamente injusta.
Hace unos días escribí Decisión de Raúl Castro complica el escenario legal cubano. En ese texto me referí al decomiso de viviendas cercanas al búnker de Raúl Castro, y un par de negocios con visibilidad de rifle, algo que el Departamento de Seguridad Personal (DSP) considera “vía expedita”.
Una de esas expropiaciones es una tácita demostración de que en Cuba se usa la ley en defensa de la voluntad y antojo de su gobernante.
La casa, y poco importa el nombre de su propietario, ubicada a una cuadra de la avenida 25, muy cerca de La Rinconada (lugar donde reside el Presidente), fue adquirida mediante acto legal de compra-venta y transformada en casa de renta. Para decomisarla, utilizaron la falsa denuncia de una chica menor de edad que asegura ofrecer sexo a cambio de dinero.
La resolución de desalojo se fundamenta en la testificación de la joven que, frente al instructor, alegó haber dormido en esa residencia de renta con un acompañante extranjero.
Comprendo que tan graves y nocivos actos, especialmente contra adolescentes y jóvenes, población vulnerable a acciones criminales, sólo pueden enfrentarse mediante medidas drásticas y ejemplarizantes.
De ahí se entiende la loable intervención del MININT, que la Fiscalía procesara el caso como proxenetismo y que el Director Provincial de la Vivienda, con la información sobre la mesa, aplicara como sanción administrativa, y según la ley, confiscar el inmueble.
Lo que no comparto es que ante la falta de evidencias durante el juicio, donde quedó demostrado que la acusación había sido preparada y que la denunciante nunca estuvo en esa casa; el tribunalexoneró al acusado, libre de polvo y paja.
¿Dónde está el problema ahora?:
El tribunal niega la devolución de la vivienda.
Esto sucede, porque el Decreto-Ley número 232 “sobre confiscación por hechos relacionados con las drogas, actos de corrupción u otros comportamientos ilícitos”, es una reverenda pero bien estructurada porquería.
La resolución está vigente desde los 21 días del mes de enero del 2003 y fue firmada por el ex comandante en jefe Fidel Castro, un hombre que, como todos conocemos, utilizó su maquiavélica genialidad para hacer de la política un espectáculo y llevarla al terreno deportivo con el único propósito de crear fanaticada.
El decreto surgió como un grito civilizado contra la barbarie. Justo en el momento que la isla vivía un nuevo auge del horror silencioso que representa para cualquier sociedad el comercio ilegal de drogas, ellavado de dinero, más todo lo que a eso le cuelga: violencia, corrupción, inseguridad, deterioro de salud física y mental, etc.
La 232 nació para confiscar o, en su defecto, retirar el derecho de los arrendatarios, usufructuarios, ocupantes y/o propietarios de las viviendas o locales en los cuales se practiquen actos relacionados con ese tipo de delitos.
Visto así, no sé por qué no confiscar el Comité Central en pleno. Pero no importa, lo cierto es que parece cabal aunque en realidad oculta un espíritu ambiguo, hipócrita, cínico, indecente y tan manipulador que asegura la cristalización, no la transparencia jurídica.
Según este engendro legal, “a sugerencia” de la Fiscalía y el MININT, la requisa del inmueble lo ordena el Director Provincial de la Vivienda y
contra su resolución únicamente procede la revisión del Presidente del Instituto Nacional de la Vivienda que, aún resuelta la verificación, es del todo imposible hacer ninguna reclamación, ni administrativa, ni judicial.
Cualquiera puede ser llevado a juicio bajo una falsa acusación, resultar inocente y el decomiso no admite marcha atrás; en otras palabras.
Acepto que las reglas existen desde que el primer hombre agarró una piedra para golpear a otro. Pero esto es robar amparados en la ley. Los libros dicen al respecto: “El derecho, más que un negocio, es una profesión liberal que cuando se usa para dominarnos, y no para protegernos, es como asesinar en su santuario a sacerdotes y profetas”.
Juan Juan Almeida
febrero 04, 2016

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

la guerra nuestra de cada día

Digámoslo rápido. El enfrentamiento actual que divide a medio planeta, y especialmente a los latinoamericanos, es entre el neopopulismo o democracia autoritaria contra la democracia liberal. Acabo de desarrollar un breve curso sobre el tema en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala. No conozco otra institución tan comprometida con la libertad económica y política. Impresionante.
En la esquina neopopulista del ring comparecen, a la izquierda, el padre Marx,el estatismo, el clientelismo, la Teología de la liberación, la Teoría de la Dependencia, Eduardo Galeano, Che Guevara, Ernesto Laclau, Hugo Chávez, Evo Morales, Fidel Castro, “todos revolcaos”, más el caudillismo, el gasto público desbordado, la ALBA, el Socialismo del siglo XXI, el Foro de Sao Paulo y un tenso etcétera con el puño cerrado y la consigna callejera a flor de labio.
En la esquina liberal se encuentran, el padre Adam Smith, Mises, Hayek y los Austriacos, Milton Friedman y el mercado, James Buchanan y la Escuela de Elección Pública, Douglass North y los institucionalistas, la responsabilidad individual, la empresa privada, el estado de derecho, la ALCA, el comercio libre y global, los Tigres de Asia, la exitosa reforma chilena, Ronald Reagan, Margaret Thatcher, Mario Vargas Llosa, el estado pequeño y eficiente.
Este eje de confrontación es relativamente nuevo.
El siglo XIX fue el de liberales a la antigua usanza contra conservadores, también de viejo cuño. El XX vio, primero, la batalla entre las supuestas virtudes de la hispanidad frente a los defectos de los anglosajones (el Ariel de Rodó y las conferencias encendidad del argentino Manuel Ugarte). La revolución mexicana de 1910 se cocinó en esa salsa antiimperialista.
A lo que siguió la aparición del marxismo y del fascismo, primos hermanos que acabaron pareciéndose mucho. Los años veinte fueron los del psiquiatra argentino José Ingenieros, con alma y paraguas rojos, y los de José Carlos Mariátegui y sus Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana.
Poco después, en la Italia de Mussolini un joven militar argentino observaba con admiración la experiencia fascista. Se llamaba Juan Domingo Perón y a su regreso a Buenos Aires puso en marcha su“Tercera vía”. Ni comunismo, ni capitalismo: justicialismo. O sea, peronismo puro y duro. Era la expresión criolla del fascismo.
Tras la Segunda Guerra, inmediatamente vino la Guerra Fría. Antes y durante, América Latina se llenó de espadones santificados por Washington. El eje de confrontación pasaba entonces por los cuarteles contra los comunistas, o todo lo que oliera a ellos.
En esos años cuarenta se abrió paso otra fuerza: la izquierda democrática. Comenzaron a triunfar en Guatemala (Juan José Arévalo), Costa Rica (José Figueres), Cuba (Carlos Prío), Venezuela (Rómulo Betancourt), y Puerto Rico (Luis Muñoz Marín). Eran demócratas anticomunistas que procedían de la izquierda. Luchaban contra el militarismo desde posiciones anticomunistas.
Constituían, además, una dulce variante vegetariana del populismo. Creían en el estado benefactor paternalista, y no rechazaban las medidas estatistas. En el campo económico reinaba su majestad Lord Maynard Keynes y los políticos utilizaban el presupuesto nacional y el gasto público para impulsar la economía. Maravilloso. Estaban intelectualmente legitimados para dilapidar fortunas. Simultáneamente, distribuían las rentas y ejecutaban reformas agrarias que casi nunca lograron sus objetivos.
En 1959 volvió a cambiar el signo de la lucha. Fidel y Raúl Castro, junto al Che Guevara, con la inocente ayuda de otros grupos democráticos, derrocaron la dictablanda militar de Batista, con el objeto de establecer una dictadura comunista calcada del modelo soviético. Se proponían, fundamentalmente, destruir los gobiernos de la izquierda democrática, definiendo al adversario por sus relaciones con Estados Unidos y con la propiedad.
Si eran pronorteamericanos y promercado, aunque fueran de izquierda y respetaran las libertades, eran enemigos. Cuba atacó a Uruguay, Venezuela, Perú, Panamá, a todo lo que se moviera o respirara. También, claro, a los viejos dictadores militares como Somoza, Trujillo o Stroessner, pero no por tiranos, sino pp
ento”. Estados Unidos se sumó a la guerra y en 1965, en medio de una guerra civil, desembarcó marines en República Dominicana para, decían, “evitar otra Cuba”.
Con Allende en 1970 se inició el peligroso juego de la democracia autoritaria y terminó a tiros tres años más tarde. Pinochet, que era un hombre de Allende, o eso creía D. Salvador, acabó bombardeándolo. Sin embargo, como el general no sabía una palabra de economía, les entregó esas actividades misteriosas a unos jóvenes chilenos graduados de las Universidades de Chicago y de Harvard. Pronto comenzaron a darle la vuelta a la situación.
Era la primera vez que en América Latina se oyó hablar de Friedrich Hayek (Premio Nobel en 1974), o de Milton Friedman (1976). A mediados de los años ochenta era evidente que el populismo había hundido a América Latina en un charco de corrupción, inflación y gasto público irrefrenable. La región había fracasado. Se habló entonces de la “década perdida”.
Surgió así el primer ciclo liberal de América Latina. Sus principales protagonistas procedían de otra cantera ideológica, pero eran personas flexibles e inteligentes. Entre otros, incluía al boliviano Víctor Paz Estenssoro, que regresaba al poder en 1985 a enmendar los desaguisados de 1952; el tico Oscar Arias, el argentino Carlos Menem, el mexicano Carlos Salinas de Gortari, el colombiano César Gaviria y el uruguayo Luis Alberto Lacalle.
Más que las convicciones liberales los movía la certeza del fracaso populista. Desgraciadamente, las acusaciones de corrupción contra Salinas y Menem, más el aumento desmedido del gasto público en Argentina, desacreditaron aquella reforma liberal y los enemigos comenzaron a atacar eficazmente “la larga noche neoliberal”.
En 1999, finalmente, comenzó a gobernar Hugo Chávez y se inició otra fase de democracia autoritaria. Ésta que ahora llega a su fin, hundida en la miseria, el desabastecimiento y la corrupción, dándole paso al nuevo ciclo de la democracia liberal, acaso iniciada con la victoria de Mauricio Macri en Argentina. Esperemos que dure.
Por Carlos Alberto Montaner

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Médico cubano envía atrevida carta por restricciones de viaje

La situación de los recursos médicos cubanos está dada por la gran red de exportación de mano de obra que beneficia en primer lugar al Estado cubano.
Escribió una carta y obtuvo como respuesta la siniestra invitación de oficiales que, con gentil insidia, le condujeron hasta el centro provincial de instrucción del MININT donde le advirtieron: “Aquí no ha pasado nada, pero recuerda que –como Mashenka– desde arriba alguien te mira”.
En el cuento ruso, la avispada Mashenka, lucía como una oficial devigilancia del KGB, invocando miedos al oso, sobre el que cabalgaba.
En diciembre pasado, Cubadebate, Cinco de Septiembre y otros medios oficiales publicaron, con exagerada dosis de perversidad, una serie de cañonazos editoriales y artículos justificando las nuevasregulaciones migratorias impuestas a los médicos cubanos.
Hospital Universitario de Cienfuegos Dr. Gustavo Aldereguía Lima.
Me llamó la atención tanta insistencia, y me dediqué a averiguar la causa de la ojeriza. Porque contrariamente a lo que algunos piensan, cuando el Gobierno de la isla martilla es, sin dudas, que saltó alguna liebre.
Fue difícil pero no imposible descubrir que la mira de toda esa artillería mediática iba dirigida hacia el médico Rosendo López González, especialista de primer grado en Anestesiología y Reanimación, especialista de primer grado en Medicina General Integral y profesor del Hospital Universitario Provincial de Cienfuegos Dr. Gustavo Aldereguía Lima.
Un hombre, que pese a sus méritos profesionales, tiene a su familia en el municipio Aguada de Pasajeros y por carecer de transporte y de un lugar donde quedarse en Cienfuegos, vive en un cuarto del hospital. Por su ejemplar labor, ganó el reconocimiento de amigos, familiares y pacientes. Quizás por eso, y por el enorme compromiso que a veces provoca el no estar ajeno a los problemas, hizo esta
carta dirigida al Comité Central del Partido Comunista de Cuba, que fechada el 7 de diciembre, apareció en los comentarios de Cubadebate el 10 de diciembre, tres días después de enviada:
Cienfuegos, 7 de diciembre de 2015.
Días atrás pude leer en el diario Juventud Rebelde la Declaración del Gobierno Revolucionario relacionado con la situación de los cubanos en Costa Rica. Al iniciar la lectura nunca pensé que sería la justificación para tomar una medida tan drástica contra los profesionales de la salud.
Quien escribe es un simple anestesiólogo de la provincia de Cienfuegos, pero primero que nada un ciudadano cubano amante de la libertad en el más amplio sentido de la palabra. Por supuesto que sería hipócrita si dijera que estoy de acuerdo con los cambios que se avecinan. La historia nunca fue mi fuerte, no obstante me permito al menos recurrir a mi memoria para tocar algunos puntos como precedente.
Hasta hace aproximadamente tres años se les impedía la salida al exterior a los médicos cubanos. Teníamos que esperar una especie de LIBERACIÓN (me suena a comprar la libertad) que en muchas ocasiones se extendía más allá de los 5 años sin importar los años de servicio en el sector.
Un día la dirección del país decidió cambiar las cosas. TOMÓ LO QUE YO CREO LA DECISIÓN MÁS IMPORTANTE EN LA HISTORIA DE SU GESTIÓN PARA CON LOS PROFESIONALES DEL MINSAP. Abrió el diapasón, se nos permitió viajar e incluso contratos individuales para trabajar en clínicas privadas en el exterior (como es normal en todos los países). Simultaneando con esto se comenzaron a dar pasos para aumentar el salario que hasta ese momento se resumía a un estipendio mensual mal pagado.
Dichos pasos fueron tan lentos que solo una tortuga de las islas Galápagos en su viaje a Cuba puede demorarse más. Al fin fue una realidad y al cabo de un año y unos meses, ¡qué alegría! Nos encontrábamos cobrando entre 60 y 66 CUC.
Es en ese momento, y a pesar del aumento estipendial (si es que esa palabra existe), que los médicos cubanos comenzaron a viajar, realizando contratos individuales e incluso dirigirse a lugares con la intención de trabajar en servicios ni siquiera relacionados con la salud. Se respiraba otro aire en los diferentes departamentos, los profesionales de la salud estaban contentos. Viajar no era el punto más importante, sino el hecho de habernos liberado del yugo que hasta ese momento todavía llevábamos. Otras de las tantas medidas que se tomaron y que perjudicaron al sector de la salud fue el hecho de retirarle el permiso a todos aquellos médicos cubanos que cumplieron su misión en África y que les permitía adquirir un medio de transporte que además de ser de uso, con unas cuantas miles de millas recorridas y pagado lo suficiente por parte del turismo se lo vendían bien caro. Además aquellos colaboradores que gozaban de la ayuda de 50 CUC y que inicialmente era de por vida también se vio truncada por una decisión estatal. Ahora pregunto: ¿Cómo se justifica que una medida (permiso de salida) de la que no se tenía conocimiento se haya puesto en vigor y los supuestos beneficios que supuestamente el estado debe hacer gozar al personal de salud no aparezcan después de muchos meses? No somos niños a los que se les engaña con un caramelo. ¿Cómo hablar de robo de cerebro a estas alturas? Me dan pena. Entiendo que el periódico Juventud Rebelde, diario que publica el estado, tratando de darle un giro diferente para lograr dirigir la atención hacia otro punto aborde el tema de esa manera. Quizás un habitante de Marte lo crea. Pero estamos en pleno siglo XXI, para un profesional son puros argumentos sin sentido. Todos los médicos cubanos somos consciente que en los EE.UU es casi imposible ejercer como profesional. ¿Cree usted que de verdad se van engañados? ME DAN MÁS PENA. ¿Cómo puedo necesitar un relevo para viajar si es que la situación de los recursos médicos cubanos está dada por la gran red de exportación de mano de obra con lo cual se beneficia más el estado tanto política como económicamente que el mismo colaborador al cual solo le pagan unas migajas?
Acabemos de darnos cuenta que los únicos culpables somos nosotros de todo lo que está pasando, donde hemos sido incapaces de darle una solución a una situación que se va tornando irreversible y donde sin escrúpulo hemos utilizado al colegio médico para hacer pruebas medicamentosas para ver cuál es la medicina que surte efecto y entonces poner esa medida en práctica. ¿Somos entonces diferentes a otros sistemas que siempre hemos criticado? ¿Podemos llamarnos paradigma de la libertad como lo soñó José Martí? O ¿Es acaso eso libertad? ¿Es acaso democracia? El peso que tenemos que cargar los médicos cubanos es tan grande que solo se compara con el que tuvo que cargar Atlas al sostener el mundo.
Dr. Rosendo López González.

Juan Juan Almeida
enero 24, 2016

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Una calamidad llamada Evo

Le resulta muy divertido ser presidente. Le gusta vivir en el Palacio Quemado. No sabe de leyes, de economía, de historia. No sabe nada de nada, salvo de las bondades infinitas de la coca.
Evo Morales ya cumplió 10 años como presidente de Bolivia. Es la persona que más tiempo ha ocupado el cargo consecutivamente en la historia de ese país desde que Simón Bolívar lo inauguró en 1825. Éste es su tercer mandato. Terminará en el 2019.
Le parece poco. No está conforme. Quiere reelegirse cuando llegue esa fecha. El relevo generacional y la circulación de las élites le dan una risita nerviosa. Ha convocado a referéndum para poder aspirar una cuarta vez, llegar al 2025 en la poltrona presidencial, y celebrar los dos siglos de la inauguración de la República.
Luego querrá seguir, y seguir, y seguir. Le resulta muy divertido ser presidente. Le gusta vivir en el Palacio Quemado. No sabe de leyes, de economía, de historia. No sabe nada de nada, salvo de las bondades infinitas de la coca, una planta cuyo cultivo es cada vez más extendido para tristeza de la DEA.
No importa. A fin de cuentas, el que gobierna es su vicepresidente, Álvaro García Linera, un profesor marxista, matemático y sociólogo, con un tremebundo pasado revolucionario, que se ocupa de la carpintería oficial. Evo, mientras tanto, se exhibe, juega al fútbol, dice evadas y se entretiene mucho.
Hay algo enfermizo en la necesidad de mandar que Evo exhibe. Es la representación viviente de la idea platónica del narcisismo. Ha enmendado dos veces la Constitución. Si gana el referéndum no tendrá que retocar el texto una vez más. Ya podrá reelegirse indefinidamente y morirá en la cama regia, como los monarcas antiguos.
¿Lo logrará? Debiera perderlo, aunque no se sabe. Ha aumentado el gasto público salvajemente. Cuando llegó al poder, el gobierno consumía el 21.05% del PIB. Ya va por el 43.26. Es el segundo país con mayor gasto público per cápita de América Latina. El primero es Ecuador (44.17%). Chile, que es la nación mejor gobernada de América Latina, le dedica a este rubro el 24.88.
Ese enorme gasto público no sería tan grave si el dinero de todos se manejara honradamente, pero no es así. Según el Índice de percepción de corrupción de “Transparencia Internacional” Bolivia es una pocilga: obtiene 3.5 de coeficiente. En esa catalogación, con menos de 5 el país desaprueba. Ocupa el lugar 103 de entre 175 escrutados. Es uno de los peores de América Latina.
Bolivia va de cabeza hacia una crisis. Probablemente devalúen después del referéndum. Como buen populista, ni Evo Morales ni su vice creen en la libertad económica ni en las virtudes del mercado. Son estatistas-clientelistas, han confiscado varias empresas clave, han suscrito la fatídica receta del Socialismo del Siglo XXI, y, con la colaboración de los servicios cubanos, no han dejado de encarcelar adversarios, exiliarlos, y, una que otra vez, los han asesinado.
Cuando llegaron al poder, Bolivia comparecía en un lugar razonable del Índice de Libertad Económica de la Heritage Foundation. Se clasificaba como “moderadamente libre”. Hoy está a la cola, y su economía es calificada de “reprimida”. Esa es la receta infalible para el desastre. Basta revisar la lista para confirmar que a mayor libertad y apertura se corresponde un mejor nivel de desarrollo.
Pero, a mi juicio, el mayor daño ha sido hecho en el terreno institucional y en el tejido íntimo de la nación boliviana. El Estado plurinacional es una puñalada a la idea de una república de ciudadanos iguales ante la ley, unidos por el patriotismo constitucional, como pretendió Bolívar y como trató de llevar adelante Víctor Paz Estenssoro con la revolución unificadora de 1952.
Evo Morales retrotrajo a Bolivia a la etapa precolombina, como si aquel mundillo hostil y feroz de retazos étnicos que se hacían la guerra frecuentemente hubiera sido una especie de confederación pacífica de gente beatífica.
No entendió que la propia idea de la República de Bolivia era el producto de la modernidad encarnada en los sueños de Bolívar y Sucre, y no en las fantasías de Túpac Katari, inevitablemente borradas de la historia por la insensible aplanadora europea, como sucedió en todo el Nuevo Mundo con las culturas indígenas.
El 21 de febrero sabremos si esa calamidad llamada Evo Morales tiene fecha de caducidad o si llegó al poder para eternizarse. Falta poco.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Rubio critica respuesta de Obama a crisis migratoria de cubanos

“El Gobierno cubano oprime tanto a su pueblo que hoy tenemos una crisis migratoria desde Cuba que se está subestimando”, dijo el Senador republicano por la Florida durante un foro celebrado este jueves en New Hampshire.
El senador republicano por la Florida
Marco Rubio calificó de risible la política del presidente Barack Obama hacia Cuba, al referirse a la ola de migrantes cubanos que viajan hacia las fronteras de Estados Unidos.
Sus declaraciones se produjeron durante un foro sobre paz, prosperidad y seguridad celebrado este jueves en New Hampshire, donde lepreguntaron cuál sería su política hacia Cuba, si llegara a ser presidente.
Rubio, quien compite por la nominación republicana para la Presidencia, criticó la política de Obama para normalizar las relaciones con Cuba, señalando que Estados Unidos hizo concesiones importantes y el régimen cubano no cambió nada en su comportamiento, continúa albergando a fugitivos estadounidenses y oprimiendo a sus ciudadanos.
“El Gobierno cubano oprime tanto a su pueblo que hoy tenemos una crisis migratoria desde Cuba que se está subestimando”, dijo Rubio. “Ahora mismo hay miles de migrantes cubanos en Costa Rica, que atraviesan Centroamérica para cruzar la frontera de Estados Unidos, donde son admitidos legalmente”, añadió.
Cerca de 8.000 migrantes cubanos han quedado varados en Costa Rica desde noviembre, desde donde ya salió un primer grupo a través de Centroamérica rumbo a la frontera sur estadounidense, como parte de un plan piloto que reanudará el traslado de los cubanos el próximo 4 de febrero
Martinoticias.com
enero 21, 2016

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Turistas canadienses se quejan de “horrible” estadía en resort cubano

Señalan malas prácticas en el manejo de los alimentos y falta de higiene entre las causas que están produciendo enfermedades gastrointestinales en algunos viajeros. Turoperadora niega problemas.
Habitaciones con poca higiene, manipulación incorrecta de los alimentos, dolor estomacal, vómitos y diarrea: son algunas de las quejas reportadas acerca de uno de los destinos turísticos más populares para loscanadienses en Cuba, operada por la firmaSunwing Vacations.
“Es realmente preocupante, aún estoy sufriendolas consecuencias una semana después”, señaló Amanda Klein al diario canadiense Global News.
Klein viajó a Cuba del 5 al 12 de enero, y pasó esa semana en el resort Memories Paraíso Azul Beach Hotel, en Cayo Santa María, junto a su novio y otras dos parejas de turistas canadienses.
A pocos días de su arribo al hotel, cinco –de un grupo de seis viajeros– comenzaron a padecer de vómitos y diarrea. Klein explicó que decidieron dejar de comer en el hotel, un resort del tipo “todo incluido”, tras percatarse de “malas prácticas en el manejo de los alimentos”.
“Varios empleados ponían sus manos en la comida o lamían sus dedos y luego tocaban con ellos los alimentos que estábamos supuestos a comer”, indicó Klein.
Pero lo que más inquietó al grupo de turistasfue ver la manera en la que los empleados del restaurante bufet limpiaban las mesas.
“Cuando recogían los platos y cubiertos sucios, dejaban en las mesas los que aparentemente no habían sido utilizados”, aunque, según Klein,muchos estaban sucios.
Turoperadora niega problemas en el resort
El artículo de Global News señala que cuando algunos viajeros, como Marcy Mullings, comenzaron a ver los reportes negativos en Facebook acerca del resort decidieron pedir explicaciones a la compañía Sunwing.
Mulling dijo que la turoperadora negó la existencia de problemas relacionados con la higiene en el resort cubano.
“Me dijeron que no podía creer todo lo que leía, que se trataba de
una farsa, que alguien estaba tratando de manchar el nombre de Sunwing”, dijo Mulling.
Insatisfecha con la respuesta, pidió hablar con un supervisor y solicitó cambiar la reservación que había hecho para viajar con su familia al Memories Paraíso Azul a finales de enero, pero Sunwing no accedió a su petición.
El Global News señala que la de Klein es apenas una entre lascrecientes quejas que viajeros han reportado al diario sobre el resort en Cayo Santa María, pero la compañía turoperadora insiste en que no es un problema significativo.
“Hasta la fecha, la administración del Memories Paraíso Azul nos ha dicho que no han tenido noticias de ningún caso parecido”, dijo alGlobal News Jacqueline Grossman, directora de Marketing de Sunwing Vacations.
No obstante, Grossman aceptó que algunos viajeros habían reportado problemas de enfermedad relacionados con su estancia en el hotel cubano.

“En la pasada semana, nuestro departamento de Atención al Clienterecibió información de 10 personas quejándose de enfermedadesgastrointestinales durante su estancia en este resort durante el mes pasado”, indicó Grossman.
Viajeros exigen compensación a Sunwing
Otros turistas canadienses que viajaron en diciembre a Cuba a través de Sunwing dijeron haberse enfermado en otros hoteles de la isla.
Anne Cameron, residente de Mississauga, Ontario, regresó hace unos días de su estancia en el Memories resort de Varadero, donde estuvo de vacaciones junto a varios miembros de su familia.
Además de haberse enfermado junto a otros turistas canadienses, Cameron calificó de “asquerosas” las condiciones de higiene del resort 4 estrellas, especialmente en los baños públicos.
Algunos de los viajeros han pedido una compensación a Sunwing por las afectaciones que sufrieron durante su estadía en el Memories Paraíso Azul, como es el caso de Lorna Hoffman, quien viajó a Cuba junto a su esposo en abril del 2015.
Hoffman dijo a Global News que pasó unos días horribles en el resort.
“Estuvimos allí sin agua corriente durante tres días, con pilas de platos sucios en los alrededores de la piscina y comiendo hamburguesas servidas sobre papel higiénico”.
Según Hoffman, luego de pagar $2.400 canadienses por el viaje, Sunwing sólo accedió a darles una compensación de $108, pero nueve meses después de la reclamación aún no ha recibido el dinero.
Klein insiste en que las quejas sobre el resort cubano no pueden serignoradas.
“La gente necesita saber que ese es un mal lugar. Necesitan cambiar las cosas o cerrar sus puertas”, concluyó.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Tragedia revela a familia canadiense realidad de hospitales en Cuba

Bárbara Johnston falleció semanas después de permanecer ingresada por choque séptico en el hospital provincial “Arnaldo Milián” de Villa Clara
La salud pública como carta de presentación tiene tanta importancia para el gobierno cubano que el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, el periódico Granma, le dedica una sección diaria.
El documentalista de Hollywood Michael Moore visitó la isla y exaltó el sistema de salud pública cubano en su obra Sicko.
Decenas de miles de profesionales cubanos del sector ejercen, además de la medicina, la llamada diplomacia de las batas blancas en más de 50 países, aun a riesgo de sus vidas, como en el caso del contingente que combatió el ébola en África Occidental.
Todo esto, más la indudable dedicación de los profesionales cubanos, ha ayudado a fomentar una percepción casi utópica del sistema de salud pública cubano en el exterior. A los cubanos de dentro, sin embargo, les toca bailar con la más fea, enfrentar cotidianamente las numerosas deficiencias y negligencias del sistema. El mismo que se convirtió a fines del 2015 en una trampa de pesadilla para una familia canadiense que vacacionaba en Cuba.
El pasado lunes, Granma publicó un reportaje sobre la revitalización, en 2015, de más de 3.500 instalaciones de los servicios de salud. Entre las beneficiadas con reparación y mantenimiento estarían incluidos 143 hospitales. Aparentemente la revitalización no llegó al provincial de Villa Clara, “Arnaldo MIlián”.
Pregúntele a la familia Johnston, residente en Manitoba, Canadá. El esposo y los hijos todavía están llorando a Barbara, quien murió contando apenas 54 años de edad después de recibir la atención médica inicial en ese centro hospitalario cubano, donde estuvo ingresada 15 días.
Hotel Meliá-Cayo Santa María, del grupo militar de turismo Gaviota
Los Johnston, como hacen cada año cientos de miles de canadienses, se refugiaron del crudo invierno boreal pagándose unas vacaciones relativamente baratas en Cuba, esta vez en el hotel Meliá-Cayo Santa María de la cayería del norte de Villa Clara. El hotel es administrado por la cadena española, pero es propiedad del Grupo de Turismo Gaviota, adscrito al consorcio Grupo de Administración Empresarial, GAESA, que controlan los militares cubanos.
Los primeros cinco días transcurrieron como esperaban: sol, playa, entretenimiento y comidas y bebidas por el paquete todo incluido.
Al quinto día, 20 de noviembre, Barbara empezó a sentir síntomas similares a los de la influenza, que fueron seguidos por vómitos. Cuando llegó a la pequeña clínica del cayo, los médicos la trataron por choque séptico, una infección fuera de control, generalmente bacteriana, que eventualmente puede afectar el funcionamiento de los órganos vitales y ocasionar ─ como al final ocurrió─ la muerte. La remitieron de inmediato al “Arnaldo Milián”, en Santa Clara.
Barbara Johnston, de Manitoba, Canadá, antes de que enfermara mientras hacía turismo en Cuba.
Desde su llegada al Cuerpo de Guardia, John, el esposo, quedó impresionado por el contraste. “El ER (sala de urgencias) metía miedo. Mientras uno está en el cayo el hotel es muy hermoso y todo se ve muy lindo, pero llegar a Santa Clara fue como una conmoción”, dice .
“No había agua corriente, inodoros que funcionaran, antisépticos ni frazadas. El hospital estaba abierto al ambiente exterior, todo estaba oxidado, las camas, manchadas, y el personal de cuidados intensivos vestía ropa de calle”, detalla.
A su esposa la conectaron a un ventilador, y a cada rato pugnaba por sacarse los tubos de los pulmones. John asegura que en el hospital había sedantes para administrarle, pero en lugar de ello le ataron a Barbara los brazos a la cama.
Al día siguiente volaron a Cuba los dos hijos de la pareja, Derek y Riley, quien trabaja como paramédico en Manitoba.
Según éste último, los facultativos cubanos aplicaban prácticas anticuadas, y como no tenían agentes nutritivos para alimentar a su madre a través de un tubo, les sugirieron que consiguieran jugo de naranja y se lo pusieran en el conducto.
Hospital Provincial “Arnaldo Milián” de Villa Clara.
Para colmo, se oponían a que trasladaran a la enferma por vía aérea a otro centro médico fuera del país, alegando que no estaba “suficientemente estable”.
“Es muy duro tener a un ser querido enfermo, ver que no lo están atendiendo adecuadamente y saber que podría recibir mejor atención fuera de Cuba”, dice Riley. Y comenta que los cubanos no comprendían que aun un avión ambulancia tendría mejor equipamiento que el hospital de Santa Clara.
Por fin consiguieron transportarla el 3 de diciembre a un centro médico del condado de Broward, en la Florida,
Durante las siguientes tres semanas Barbara fue sometida a exámenes, pero nunca se pudo determinar por qué enfermó.
En julio de 2015, decenas de turistas canadienses desarrollaron gastroenteritis en el mismo cayo villaclareño, pero en otro hotel, el Memories-Paraíso Azul. Numerosos vacacionistas se quejaron entonces en el sitio Trip Advisor de las condiciones antihigiénicas de la instalación, incluidos alimentos corruptibles colocados en el bufete sin hielo ni otro tipo de refrigeración.
La gastroenteritis suele ser causada por dos tipos principales de bacteria: la E. Coli y la Salmonella. Una cepa de la Salmonella puede ocasionar choque séptico si pasa de los intestinos al torrente sanguíneo.
Cuba registró en 2015, al calor del deshielo con Estados Unidos, un nuevo récord de visitantes, con 3 millones 139 mil hasta el 30 de noviembre. Los observadores señalan que la isla no cuenta con la infraestructura necesaria para asimilar ese tsunami de viajeros, de los cuales al menos una tercera parte proceden de Canadá.
“Hay un millón de canadienses allí que no tienen idea de lo que les puede suceder si se enferman”, dijo John al diario local de Manitoba Brandon Sun. “Si va, prepárese. Tenga un plan de emergencia listo y asegúrese de que está consciente de los peligros”.
Derek dijo por su parte que antes de salir de Cuba gastó hasta el último peso convertible que tenía en la billetera, porque “nadie en mi familia va a regresar nunca a ese país”.
Rolando Cartaya
enero 14, 2016

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Los cruceros que pasan por Maisí tocan el claxon

Los enormes buques blancos pasan tan despacio, y tan cerca, que casi se pueden tocar. Son apariciones en medio de la nada, porque esa zona de Cuba es tan pobre que apenas se pueden contar casas.
Si hay cubanos que de toda la vida han visto de cerca los cruceros, esos son los de Maisí. Los enormes buques blancos pasan tan despacio, y tan cerca, que casi se pueden tocar con las manos. Son apariciones en medio de la nada, porque esa zona del oriente del país es tan pobre que apenas se pueden contar casas, solo unas pocas chozas increíblemente sujetadas a la tierra.
Por donde pasan los cruceros hay un escenario sobrecogedor, muy cerca, que es un cementerio de náufragos haitianos; pero como los cruceros generalmente pasan de noche, solo se ven las luces del hotel flotante; se escucha la música tropical de las fiestas a bordo, el leve sonido procedente del cuarto de máquinas, las olas rompiendo suavemente en el casco de la nave, y se observan curiosos en la cubierta que dicen adiós. Solo quien sabe que debajo de todo esto hay un cementerio de náufragos –sin nombres, solo números y cruces de cabillas- es capaz de sentir en lo más hondo los contrastes de la vida.

La Cruzada Teatral de Guantánamo llega cada año a las llamadas “zonas de silencio” (foto Jorge Ignacio Pérez)
Dicen los lugareños que, cuando se avisa naufragio, se activan los pocos agentes de Defensa Civil, a toda prisa, porque a veces se pueden salvar vidas. Y también acude la gente común a ayudar con lo que puede. Generalmente los cayucos llegan con los muertos, y es por eso que se producen los enterramientos masivos, para evitar epidemias.
Muy cerca está el Faro de Maisí, donde un torrero anónimo y solitario observa el tráfico del Paso de los Vientos, el canal peligroso de la zona por donde se desplazan los haitianos que quieren llegar a Estados Unidos. Sin embargo, su destino final, tristemente y en contra de su voluntad, está en Cuba.
El cementerio de haitianos redobla la pobreza. Maisí es un pueblo que si no tuviera el faro ni se conociera. En el mapa de la isla representa la cabeza del caimán, aunque hay quien lo ve al revés. Lo que sí es imposible que alguien que amanezca allí se olvide de esa bola de fuego que rompe el horizonte. Es uno de los amaneceres más bellos del mundo, en medio de la desolación y el olvido. Porque sí, los cruceros pasan, tocan el claxon y siguen hasta República Dominicana o Puerto Rico. Tocan el claxon por cortesía con unos habitantes que hasta hace muy poco tiempo eran –todavía muchos lo son- de los más aislados del planeta.
No hay muelle, ni derecho a atracar
Los guantanameros siempre han tenido una doble vida, la real y la soñada por esa proximidad a la Base Naval americana. No pocos escuchaban historias de otros que conocían a alguien cuyo vecino tenía un amigo viejo que todavía trabajaba en el campamento militar yanqui, o recibía pensión de allí.

Caimanera, el pueblo prohibido de Guantánamo, tiene un hotel cuyo paquete turístico ofrece prismáticos para mirar la Base. Los televisores y radios que comercializa el gobierno en la zona están trucados. Dicen que les quitan una pieza para que no capten las ondas “americanas”, pero aun así entran las emisoras “del enemigo”.

Los inmensos cruceros que pasan tan cerca de Cuba por esa costa vienen a reafirmar el sueño, que consiste en imaginar un más allá grandioso, lleno de luces y de música tropical. Pero los barcos no paran porque está prohibido, a no ser que ahora, con las licencias especiales emitidas por el gobierno de Estados Unidos, decidan amarrar en algún lugar de Maisí para hacer escala. Un lugar que habría que construir.

Niños observan a un actor del Guiñol de Guantánamo, en Maisí (foto Jorge Ignacio Pérez)

El Dominguero
En enero del año 2000, un grupo del Guiñol de Guantánamo se encontraba en plena representación teatral cuando observó que el público mermaba. Como era de noche, la oscuridad favorecía un escape progresivo por los laterales. Hasta que detuvieron la función y preguntaron qué pasaba.
“Es que a esta hora pasa El Dominguero”, contestó un vecino respetuoso que, junto a su hijo, permaneció estoicamente en la improvisada “sala” de teatro, un descampado lleno de piedras que habían chapeado por la mañana y luego cercado con 15 o 20 bombillas, acopladas a una planta generadora de luz.
El Dominguero era un inmenso barco que se había hecho familiar, sobre todo por su manera de saludar. Como no había cine, ni nada en qué entretenerse, la tradición de ese “consejo popular” de Maisí, donde estábamos, marcaba el sagrado momento como uno de los atractivos de la zona. Era como ir a misa, pero de noche. Varias generaciones crecieron con esa ilusión, dijeron naturales de allí como si se tratara de algo que hay que comprender.

Una playa de Maisí.
El subtexto que dejaba esa situación era sumamente triste. Unos actores que se desplazan una vez al año, pasando vicisitudes, miedo a los caminos, a los conductores borrachos, frío, lejanía, se veían obligados no solo a detener la función, sino a compartir un barco que no era de ellos ni de nadie cercano.
Cierto, el barco pasaba, casi se podía tocar con las manos, pero era remoto al mismo tiempo.
El actor y director de escena Ury Rodríguez, uno de los fundadores de la Cruzada Teatral de Guantánamo, con el tiempo se acostumbró a El Dominguero. “Una cosa que podemos hacer es cambiar los horarios, nunca el itinerario”, comentó con un poco de lástima. “Esta gente no se merece que dejemos de venir. En definitiva ellos no tienen la culpa”, argumentó el artista convencido más que todo de la grandeza del cielo, de esas estrellas que se veían tan claras en medio de la fiesta que supone el paso del barco.
Turismo en el “lejano” mundo
El mundo al revés sería suponer lo que estarían pensado los turistas que dicen adiós. Otra perspectiva del asunto. “Pobre gente”, pudieran creer, pero no tienen en cuenta que el marco de referencia, cuando es estrecho, provee de una vida feliz. Una vida sencilla, para no meternos en política. El mundo puede circunscribirse a unos cuantos árboles frutales, piedras, arrecifes, el cementerio de unos náufragos, el faro, un tractor sin combustible, los actores que llegan una vez al año. Ah, y El Dominguero, que no nos lo quite nadie.
Otra cosa sería que bajen los turistas alguna vez. Entonces todo cambiaría. Los locales podrían conversar, aunque sea con un traductor, y se enterarían de cómo va el mundo más allá de la línea del horizonte.

Jorge Ignacio Pérez

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

DE Carlos Alberto Montaner

No pude evitar el déjàvu. Me lo recordó Eduardo Suárez, profesional del mundo de la imagen con un fino instinto para la noticia. La imagen de Hugo Chávez expulsada de la nueva Asamblea Nacional venezolana me trajo a la memoria los inolvidables episodios del fin del comunismo europeo, con las estatuas de Stalin rodando por el suelo en medio de una gloriosa polvareda.
De alguna manera, lo sucedido en Caracas es la continuación de aquellos eventos. No en vano los chavistas y sus compañeros de viaje se proclamaron los cultivadores del “Socialismo del Siglo XXI”, aunque con mucha menos violencia que los del XX, pero con el mismo nivel de incompetencia y acaso más corrupción. Era la mayor cantidad de clientelismo, colectivismo y desprecio por las formas de la democracia liberal que permitían estos tiempos posteriores al derribo del Muro de Berlín y el descrédito total de las supersticiones marxistas.
Ha hecho bien Henry Ramos Allup, el nuevo presidente de la AN, en comenzar su labor sin miedo. No sólo tiene tras sí la razón, la Constitución y los dos tercios de los escaños parlamentarios. Según una encuesta de Datincorp, el 81% de los venezolanos rechaza la convocatoria de Nicolás Maduro a desconocer las decisiones del nuevo parlamento.
La prioridad clarísima de esa angustiada sociedad es aliviar sus graves problemas económicos, pero esa operación de salvamento comienza por hacer respetar la voluntad popular, expresada en la designación de 112 diputados, ni uno menos, y poner en la calle al centenar de presos políticos injustamente encarcelados, encabezados por Leopoldo López y Antonio Ledezma. Lo anticipó hace muchos años Andrés Eloy Blanco, el poeta nacional venezolano: “Yo le sembré los luceros/ que en el corazón tenía/ y era bueno como el día/ de soltar los prisioneros”.
Lo ha advertido con toda urgencia Felipe González. Venezuela se dirige a una situación de crisis humanitaria. El mal gobierno ha diezmado la capacidad productiva del país, no hay suficiente comida, medicinas o dinero para importarlas, y el crédito internacional se ha terminado. Como Maduro continúa dialogando con los pajaritos, indiferente a la realidad, y como su nuevo Ministro de Economía no sabe dónde tiene la mano derecha y acabará pulverizando los escombros, la única esperanza de rectificación son las medidas que pueda tomar la AN.
Esta insólita situación por la que pasa una de las naciones potencialmente más ricas del planeta se debe al guión populista por el que se ha regido el chavismo. La secuencia siempre es la misma.
Primero, el gasto público desenfrenado, generado para reclutar a una legión de estómagos agradecidos, provoca una etapa de euforia económica, anormalmente prolongada en Venezuela por los altos precios del petróleo.
En segundo lugar, se desata la inflación y el gobierno responde con controles de precios y emisión creciente de moneda, lo que empeora la crisis.
La tercera etapa es el desbarajuste total: desabastecimiento, aumento exponencial de la pobreza y quiebra virtual del sistema.
La cuarta, en la que deberían estar los venezolanos si Maduro no fuera tan ostensiblemente ignorante, es la del ajuste.
Hay que sincerar los precios, recortar el gasto público y revitalizar el aparato productivo abriéndoles las puertas a los emprendedores e inversionistas nacionales y foráneos, lo que requiere respeto por la propiedad privada y un sistema judicial confiable.
El “Socialismo del Siglo XXI” surgió con los petrodólares de la Venezuela de Hugo Chávez, bajo la pérfida dirección de los Castro, y terminará con el hundimiento de ese mundillo artificial, disparatado y, sobre todo, incosteable. Afortunadamente, como sucedió con los países comunistas de Europa, el tránsito probablemente sea pacífico y por medio de elecciones que no podrán controlar. El que a urna mata, a urna muere.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

FELICIDADES

MUCHAS FELICIDADES A TODOS LOS CUBANOS QUE LEEN ESTA PAGINA , SEAN CUBANOS EN EL EXILIO O CUBANOS DE A PIE.
MIS MEJORES DESEOS A TODOS EN ESTE 2016.
VIVA CUBA SIN LOS CASTTRO

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario